Muchas personas optan por bajar de peso de manera sana y sin tener que elaborar platos demasiado elaborados, dictados por aquellos planes alimenticios macabros que con la rutina diaria que todos vivimos, se hace difícil realizarlos al pie de la letra. Debes vivir tu vida de manera normal como regularmente lo harías, solo hay detalles que debes mejorar y tomar en cuenta.

Aquí te mencionaremos algunos tips o consejos que deberás seguir y que no alterarán del todo tu vida, solo recuerda que como todo sueño que se quiere lograr debes ser perseverante, positivo y aprender a vivir de una manera sana y diferente. Esto no solo beneficiará tu apariencia física, sino que también tu salud.

Hidrátate cada día

La ingesta diaria de agua es vital para adelgazar, ya que con esto limpias tu cuerpo de grasas y toxinas que no te beneficiarán en nada, con tan solo 2.5 litros diarios del vital líquido, tendrás suficiente y además de ayudarte a ir al baño, hidrata tu piel para evitar esa apariencia opaca y muchas veces acartonada que es posible que tenga tu piel ocasionalmente. A este nuevo estilo puedes añadir jugos naturales, en tal caso que desees endulzarlo recuerda usar edulcorantes, ya que el azúcar provocará muchos efectos dañinos en tu cuerpo.

Come 6 o 3 veces al día

Si te alimentas 6 veces al día, realiza el desayuno, el almuerzo y la cena con raciones moderadas de alimentos en los cuales siempre se encuentren presentes nutrientes variados y merienda siempre entre cada comida snacks como: frutos secos, yogurt, frutas, avena o galletas integrales para que la fibra te ayude a ir al baño frecuentemente. Comiendo de esta manera tu metabolismo se va a acelerar y asimilarás mejor los nutrientes que estás ingiriendo.

Si comes 3 veces al día, realiza estas comidas siempre incluyendo: vegetales, proteínas, carbohidratos y fibra. Es importante que te nutras a las horas correctas y no dejes de realizar ninguna de tus tres comidas, ya que muchos creen que por dejar de comer el desayuno, el almuerzo o la cena van a adelgazar más rápido y esto es falso, ya que solo vas a lograr llenarte de gases y reducir la velocidad de tu metabolismo por lo cual tu cuerpo comenzará a almacenar grasas.

Recuerda estas sabias palabras: “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”.

Reduce la sal.

El exorbitante uso de sal en la comida es uno de los causantes principales de hipertensión en las personas, además de que el salitre engorda. Se debe ser moderado al momento de ingerir ‘‘el cloruro de sodio’’ y glucosa en los alimentos, ya que estos son los principales causales de las enfermedades frecuentes en nuestra sociedad actual.

Ejercítate 30 minutos diariamente

Hacer ejercicio ayuda a mejorar el metabolismo, es beneficioso para la circulación y la acelera la disminución del peso de manera sana, con la ventaja de eliminar la flacidez que aparece después de bajar algunos kilos.